Queremos “vida sin violencia”, dijeron jóvenes en el campamento del “Metro”

 

Ni la lluvia, ni el frío los detuvo. Los y las jóvenes del Metro compartieron un cálido fin de semana de campamento.

VILLA BALLESTER / Argentina | IERPcomunica – Con el lema “Vida sin violencia”, se desarrolló entre los días 17, 18 y 19 de agosto el Campamento de Invierno del Distrito Metropolitano de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP). La actividad reunió a participantes del conurbano bonaerense como también la visita de un joven del Distrito Paraguay, representantes de la Juventud Franciscana (JUFRA) y el grupo de jóvenes de Viale, Entre Ríos. Durante el encuentro, participaron de la campaña “jueves de negro” y eligieron a una nueva co coordinadora juvenil distrital, entre otras actividades.

El campamento empezó con un día muy lluvioso, lo que causó algunos retrasos. Después del devocional y el almuerzo, empezaron con los talleres de gastronomía, música, teatro, cine y folclore. Por la noche cenaron choripanes, mientras bailaban a sonido de los años 1980. A la mañana del domingo participaron del culto de la parroquia, coordinado por el Pastor Sergio Lopez. Por la tarde realizaron la asamblea del Distrito Metropolitano, en la que eligieron a Angie Stahli como nueva Coordinadora, que acompañará a la re elegida Ailin Monti en la co coordinación.

El domingo a la noche después de la cena participaron de un momento de “conexión espiritual” en el templo, lo que resultó de mucha emoción. También hubo presentaciones de los grupos de los talleres de cine y teatro, remarcando el tema de la violencia que sucede en la sociedad. Más tarde realizaron un juego nocturno organizado por algunos jóvenes, hubo mucha diversión y compañerismo durante su desarrollo. El nunes temprano, luego del desayuno se propuso usar las ropas negras, con las que adhirieron a la campaña del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) “jueves de negro”, que tiene la finalidad de luchar contra la violencia de género.

Por la tarde realizaron dinámicas y juegos. El campamento terminó con un devocional, donde cada quien que se sintió confortable expreso sus agradecimientos en oración conjunta. “Es hermoso ver como tu Iglesia suma a las personas y no las divide”, dijo uno de los jóvenes. “El mensaje que nos transmite el campamento es claro, el de que el mundo que queremos como Iglesia es un mundo donde no exista ninguna forma de violencia y discriminación”, finalizó.

Noticia escrita con aportes de Douglas Rothemann



this is default footer data