Liturgia del Segundo Domingo de Adviento

 

Himno

INVOCACIÓN

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien hizo los cielos y la tierra.

Jesucristo anuncia: “Sí, vengo pronto y traigo un premio que voy a dar a cada uno conforme a lo que ha hecho. Yo soy el alfa y el omega, el primero y el último, el principio y el fin”. (Apocalipsis 22,12-13)

Oficiante: ¡Vengan y adoremos al Señor…!
Respuesta:
Opción 1 (liturgia antigua): Gloria sea al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era
al principio es ahora y siempre por los siglos de los siglos.
Amén
Opción 2: (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444

CONFESIÓN

Señor te vamos a ser muy sinceros, nos habíamos olvidado de que regresarías y de que en este momento debemos estar frente a ti. Estamos rebasados/as por los problemas y las preocupaciones de todos los días, del trajín diario que nos tiene de aquí para allá.
Estamos también tan absorbidos por las fiestas que se avecinan y que tradicionalmente requieren grandes preparativos y muchos gastos que una vez más, a tí te hemos relegado a un segundo plano. Últimamente en nuestras vidas eres más el fin que el principio, más el último que el primero y cada vez más el último.

Pero te estamos agradecidas y agradecidos de que a pesar de todo quieres venir es por ello que te pedimos que no nos recibas con la misma medida con la que te hemos tratado, no nos relegues al lugar que en nuestra vida te hemos relegado, más bien recíbenos en función del sacrificio que has hecho por cada uno de nosotros en la cruz. Recíbenos con misericordia y perdón. Danos la esperanza de una fe alegre. Haz posible que nos podamos alegrar de que la navidad se acerca y un espíritu que nos permita reconsiderar nuestras actitudes frente a ti.

O: ¡Señor, ten piedad…!
R:
Opción 1 (lit. antigua): Dios ten piedad de nosotros. Cristo ten piedad de
nosotros. Dios ten piedad de nosotros
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444)

ANUNCIO DEL PERDÓN

Escuchen lo que Dios anuncia en boca de sus profetas:
“El amor de Dios no tiene fin ni se han agotado sus bondades. Cada mañana se renuevan. Qué grande es su fidelidad”. (Lamentaciones 3, 22-23)

O: Gloria a Dios en las alturas…
R:
Opción 1 (lit. antigua): Y paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.
Amén. Amén. Amén.
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444)

SALUDO

O: El Señor sea con ustedes.
R: Y con tu espíritu

ORACIÓN

Señor Jesucristo, Tú has venido hacia nosotros para liberarnos del miedo de encarar el futuro de nuestras vidas. Haz que a pesar de los bajones que siempre experimentamos tengamos ánimos para vivir. Animos que se fundamenten en la esperanza y la certeza de tu buena nueva. Permite que nuestros ojos siempre busquen la luz y no la charlatanería que confunde.

Amén

LECTURAS BÍBLICAS

Salmo 72,1-2.7-8.12-13.17
Isaías 11,1-10
Romanos 15,1-13
Mateo 3,1-12

R:
Opción 1 (lit. antigua): Aleluya. Aleluya. Aleluya.!
Opción 2 (ver en): Canto y Fe de América Latina Nro. 441-444)

CREDO

CREDO APOSTÓLICO:
Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de la virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre todopoderoso, y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia cristiana, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable. Amén.

Himno

SERMÓN

Himno

ORACIÓN DE INTERCESIÓN

En estos días de adviento están colmados de espera y de esperanza. Esperamos Navidad por las visitas, los amigos, tenemos esperanza de lindos regalos, de buenos encuentros con todos.
Señor permite que recordemos que en realidad todo es en vano si no te esperamos a ti y si nuestra esperanza no está puesta en ti… No permitas que las cuestiones comerciales tapen lo esencial de estas fiestas. Permite que entendamos que hasta puede ser una fiesta sin regalos y sin grandes comidas, que la alegría de la fiesta depende de ti. Mantennos despiertos para esperarte.
Permite que en estas semanas que exigen de nosotros más stress que otras en el año podamos encontrar momentos de silencio en que podamos reconsiderar los aspectos de nuestra vida que hacen a nuestra relación contigo. Te pedimos que podamos reconsiderar el espacio de reconciliación y perdón que nos debemos entre los seres humanos. Permite que podamos comenzar a caminar hacia aquel que está esperando nuestro perdón, para que su navidad sea distinta.

Mantennos despiertos para ver a aquel que esta solo o desahuciado, aquel que esta solitario y agobiado. Permite acercarnos a quienes ya no creen que el amor es posible entre los seres humanos y para que podamos acompañarlos más no sea un pequeño trecho en su camino y darle amor y calor humano como testimonio de que somos hermanos.
Señor no solo eres salvador de personas alegres, sino de todas y de cada una. Por eso te pedimos luz para los corazones cargados de dolor y de angustia, para los corazones endurecidos por la angustia y la amargura. Ilumina la oscuridad de corazones que reina en las regiones en que hay guerra..(mencionar regiones)…………… Y violencia…(mencionar situaciones)……….

Ilumina la vida de todos los niños abandonados, los que andan por las calles y los que duermen debajo de los puentes, los que son víctimas de la prostitución y de las miserias de los adultos y poderosos. Empújanos a nosotros a participar en la búsqueda de soluciones para todas estas situaciones.
Ilumina los corazones y la mente de los que ostentan el poder de decisión en nuestro país y en nuestra región. Guía sus pensamientos y sus obras hacia la paz.
A todos nosotros Señor transfórmanos en pequeñas luces que iluminen a otros un poco en su trajín diario. Pequeñas luces que permitan a los demás reconocer que Tú estás presente, que te señalen como Señor y Salvador de este mundo. Amén.

PADRENUESTRO
Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo; el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

BENDICIÓN

Amén, amén, amén

Himno