Reunión para reflexionar sobre el aporte del CLAI a las iglesias

Representantes de las iglesias miembro del Consejo Latinoamericano de Iglesias se reunieron en la sede de la Oficina Sinodal de la IERP. Foto: Evelyn Heck

BUENOS AIRES /Argentina | IERPcomunica – Convocados por los miembros de la Junta Directiva del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), representantes de las iglesias miembro pleno de la Región Río de la Plata (Uruguay, Paraguay y Argentina) del CLAI es reunieron este viernes 29 de junio para conversar sobre sobre el aporte de ese organismo a cada una de sus iglesias y la región en los diferentes aspectos de la pastoral y el trabajo.

La cita fue en las oficinas de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) y participaron representantes de casi todas las iglesias: Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata; Iglesia Evangélica Metodista Argentina; Asociación la Iglesia de Dios; Iglesia Cristiana Bíblica; Iglesia Evangélica del Río de la Plata; Iglesia Evangélica Luterana Unida; Iglesia Discípulos de Cristo; Iglesia Anglicana del Norte Argentino. Aquellos que no pudieron participar manifestaron su apoyo en espíritu a lo decidido por consenso. De la reunión también participaron miembros de la Junta Directiva del CLAI y del equipo voluntario de trabajo.

Comenzó la reflexión a partir de un documento de diagnóstico socio-político, económico y antropológico y de los movimientos religiosos y movimientos ecuménicos de América Latina y el Caribe así como del estado actual del CLAI elaborado por miembros de la Junta Directiva. Dicho documento está siendo compartido en otros espacios de encuentro nacional y regional de las iglesias miembro pleno del CLAI en todo el continente.

En los próximos días se compartirá un escrito en el que se sintetiza la voluntad de las iglesias de sostener un espacio de encuentro, formación y celebración ecuménica y voz profética en el ámbito nacional/regional con impronta latinoamericana y caribeña en el contexto de avance de los fundamentalismos y de pauperización de nuestros pueblos.

Aporte de texto: David Cela Heffel