Sábado 28 de noviembre

 

Cuando pidas ayuda, ¡que vengan a salvarte tus ídolos! Pero a todos ellos se los llevará el viento; ¡un soplo los arrebatará! Pero los que en mí confían recibirán la tierra como su herencia y tomarán posesión de mi santo monte.

Isaías 57,13 (RVC)

Es claro que existen dos tipos de vida. La de aquellos que siguen los mandatos de Dios y las de aquellos que no. Cuando hablamos de seguir los mandatos de Dios, ¿a qué hacemos referencia? ¿De dónde podemos saber cuáles son y dónde están esos mandatos de Dios? Tenemos la Palabra de Dios que fue puesta por escrito por seres humanos inspirados por el Espíritu Santo. La autoridad de la Biblia radica precisamente en eso, en que es un libro inspirado por Dios, aunque haya sido escrito por personas. Esa es la diferencia de la Biblia con cualquier otro libro de filosofías, ideologías o cien-cias humanas. Pero claro está, para ello hace falta creer en la Biblia como la Palabra de Dios. No todos lo pueden creer. Nosotros que-remos creer que los que confían en Dios y cambian su manera de vivir a partir de la Palabra de Dios recibirán la tierra como herencia y tomarán posesión de su “santo monte”, que no es otra cosa que el reino de Dios prometido para sus fieles.

Enzo Pellini

Isaías 56,9-57,13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *