Sábado 4 de mayo

 

Muchas veces me he visto impedido de ir a vosotros, pero ahora, no quedando ya más lugares para mí en estas regiones, y puesto que por muchos años he tenido un gran deseo de ir a vosotros, cuando vaya a España iré a vosotros. Porque espero veros al pasar y que me ayudéis a continuar hacia allá, después de que haya disfrutado un poco de vuestra compañía.

Romanos 15,22-24

DESCARGAR EL AUDIO

Pablo intenta llegar a Roma para llevar allí la buena noticia. Lue-go de haber viajado casi por todo el mundo conocido de su época, deseaba cumplir con el llamado a Cristo de todas las personas que habitaban la tierra. Te invito a buscar en tu Biblia en la parte de atrás, allí posiblemente haya mapas, y observa los viajes de Pablo. Allí com-prenderás el gran esfuerzo que este hombre ha hecho por la ferviente fe que tenía, recuerda que no había autos, ni aviones, ni grandes barcos, era todo a pie o en embarcaciones pequeñas que uno podía viajar.

Pablo deseaba llegar a Roma para anunciar allí el Evangelio. Tú, ¿adónde deseas llegar?

¿Qué expectativas de futuro tienes?

¿Incluyes a Cristo en ellas? ¿Él forma parte de tu quehacer diario?

¿Te encuentras con tus hermanos en el camino de la fe?

¿Cómo vives tu fe?

¿Sabes que para alcanzar plenitud en ella es bueno participar de los cultos? ¿Lo haces frecuentemente?

Pablo viajó por todo el mundo para llevar el Evangelio, ¿puedes tú viajar un momento para ir a escucharlo en tu comunidad?

Sólo tú y Dios conocen las respuestas…

Dios, entre tus manos quiero yo habitar, sé que me proteges y allí estás. Te busco, te espero, me quieres hablar. Sana mi alma, cerca de mí está. (Canto y Fe Nº 224)

 

Narciso Weiss

Romanos 15,22-33