Sábado 5 de octubre

 

Cuando Jesús entro en Jerusalén, toda la ciudad se alborotó, y muchos preguntaban: -¿Quién es éste?

Mateo 21,10

Identidad: Esta pregunta sigue resonando en nuestros oídos 2000 años más tarde. ¿Quién es éste? ¿Quién es éste que manda al viento y al mar, y le obedecen? ¿Quién es éste que tiene el poder de perdonar pecados? ¿Quién es éste que hasta tiene autoridad sobre el sábado? ¿Quién es éste? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿De dónde le viene semejante sabiduría?

Ensayando respuestas, Jesús es la luz que ilumina nuestro camino; es el pan que sacia nuestra hambre para siempre, es el buen pastor que da la vida por sus ovejas, es la vid verdadera que unida a nosotros nos hace fructificar, es el camino que nos conduce a la vida y a la ver-dad…

Jesús es la palabra, es el verbo que ha venido a habitar entre nosotros, es la mano amistosa que se extiende para estrechar la nuestra, es el rostro sonriente de Dios que bendice a los niños, y hasta come con los publicanos y pecadores…

Jesús es el maestro que nos quiere enseñar a vivir, a amar, a perdonar, a no se jueces de los demás…

Jesús es el rey que viene a gobernar en nuestro corazón, que nos habla de humildad y de dignidad, que nos invita a seguirlo y a sumar-nos a él para luchar juntos por un reino de justicia, de paz y libertad… Y ustedes, ¿quién dicen que soy? “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios

viviente” (Pedro).

Stella Maris Frizs

Mateo 21.1-11