Sábado 6 de marzo

El rey contestó: “Pues les digo que al que tiene, se le dará más; pero al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará.”

Lucas 19,26

El texto nos cuenta que la gente creía que el reino de Dios iba a llegar pronto, por eso Jesús cuenta esta parábola.

Podríamos decir que el hombre de la nobleza es Jesús, sus empleados nosotros, y el dinero es su Palabra puesta en acción. Y no es casualidad que justo Jesús cuenta esta parábola cuando está por entrar en Jerusalén, comenzando su camino hacia la cruz.

Jesús sabe que después de su resurrección se irá para estar junto al Padre, pero nos dejará su Espíritu para que nos ayude a sobrellevar esa tarea que Él nos deja: trasmitir su Palabra poniéndola en acción, multiplicar sus enseñanzas ayudando a los demás, los valores, la misericordia, el perdón y por sobre todo el amor.

Cada uno recibe de acuerdo a sus posibilidades, algunos con más responsabilidades que otros, pero todos recibimos el mismo encargo. El resultado será de acuerdo a cómo hayamos administrado la Palabra de Dios. He aquí, que el rey en la parábola dice: pues les digo que al que tiene, se le dará más; pero al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará.

Queridos/as lectores/as, no tengamos miedo, no seamos como el empleado que guardó el dinero en un pañuelo, guardando la Palabra sólo para nosotros: anunciemos y transmitamos, a través de nuestros testimonios de vida, el amor de Jesús. Amén.

Rufina Rapp

Lucas 19,11-27

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *