Sábado 8 de diciembre

 

Canten al Señor, porque ha hecho algo grandioso que debe conocerse en toda la tierra.

Isaías 12,5

DESCARGAR EL AUDIO

¿Cómo andas con la música? ¿No te emociona alguna canción o himno que “te pega” muy fuertemente? 

Hoy la Biblia nos invita a cantar, como lo hizo Moisés al salir de Egipto, como David con sus salmos de acción de gracias, y en este texto, Isaías, ese tremendo profeta de la fe.

En la época colonial San Martín y Belgrano también hacían anuncios y relatos sobre las batallas a través de canciones llamadas cielitos. ¡Que debe conocerse en…! Era una manera simple y práctica de llegar a todos.

Jesús, palabras más, palabras menos les dice a sus discípulos lo mismo: Vayan por todo el mundo y anuncien a todos este mensaje de salvación. (Marcos 16,1).

Con esta canción de dos estrofas (Isaías 12,1-3 y 4-6), (para algunos son dos canciones) Isaías celebra el regreso de los desterrados de Babilonia como algo grandioso, como lo fue la salida de Egipto, y en las grandes crisis que atraviesa su nación pide que sólo se confíe en Dios, la única posibilidad de salvación. Dice en el siglo 8 antes de Cristo lo mismo que la canción 217 de Canto y Fe:  Él es mi refugio y mi fuerza, él es mi salvador, igual que lo hicieron Moises (Éxodo 15, 2) y David (Salmo 118, 14).

Lucas Millenaar y Gabriela Mulder

Isaías 12,1-6