“Saludable, de muchas risas, mucho encuentro y poco celular”, así fue el campamento juvenil del Oeste

 

El campamento juvenil distrital del Oeste convocó a jóvenes de todas las congregaciones, que no hicieron caso a las grandes distancias geográficas y se acercaron a Esperanza (Sta Fe) para vivir una experiencia inolvidable. Foto: Comisión Juvenil Oeste

 

ESPERANZA / Argentina | IERPcomunica – “Ha sido un espacio muy lindo, saludable, de muchas risas, mucho encuentro y poco celular”, calificaron la experiencia del campamento juvenil del Distrito Oeste de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP), que se realizó en Esperanza los días 6, 7 y 8 de julio. Durante la mañana trabajaron en dos talleres, de música y arte; mientras que el tema tratado fue “diaconía como servicio en la Iglesia”. La temática fue acompañada por representantes del Servicio Evangélico de Diaconía (SEDI). La culminación del encuentro se desarrolló con la visita a un hogar de ancianas, donde cantaron y dejaron un cuadro que ellos mismos habían elaborado. Participaron 25 jóvenes de todas las congregaciones del Distrito, en una actividad que ha servido de crecimiento según señalaron. Finalizó con un culto comunitario junto a la comunidad local.

 El campamento distrital convocó a jóvenes de todas las congregaciones, que más allá de los desajustes en las fechas de las vacaciones que no son en similares fechas en las diferentes provincias, asistieron entusiasmados y tuvieron muy activa participación en las actividades que se propusieron. A partir del tratamiento del tema “diaconía como servicio en la Iglesia”, trabajaron hacia adentro del grupo sobre cómo asumir un compromiso diacónico como cristianos. “Como una tarea concreta del campamento, visitaron un hogar de ancianas, donde viven 20 mujeres”, dijo el vicario Rudinei Bischof, asesor ministerial de la Comisión Juvenil Distrital. Bischof compartió también que “llevaron un cuadro que se elaboró en el taller de artes y que se cantaron varias canciones, preparadas por el grupo del taller de música”, donde las canciones fueron acompañadas por guitarra, violín, bombos y bongó.

Desde la organización señalaron que el encuentro “fue un espacio de mucha toma de conciencia respecto del compromiso del joven IERPino en la IERP hoy, es decir para no ver al joven como el futuro de la iglesia, sino como el presente”. Mientras que otro aspecto interesante es que estuvieron representadas todas las congregaciones del Distrito Oeste, excepto Charata, donde ya no hay atención pastoral desde hace un tiempo. Esto vale la pena de destacarse, ya que es un distrito formado por varias provincias, las distancias son considerables y no todas las provincias coinciden con las vacaciones, por lo que siempre quedan jóvenes afuera. El campamento finalizó con un culto organizado por el vicario y los jóvenes en la iglesia de esperanza junto a la comunidad local, finalizando con un almuerzo compartido



this is default footer data