Se realizó el encuentro anual de niños en Buenos Aires

Participantes del encuentro anual de niños de la Congregación Evangélica Alemana en Buenos Aires. Foto: Eugenio Albrecht

LOS POLVORINES / Argentina | IERPcomunica – Con la presencia de casi cincuenta niños y unos veinte adultos colaboradores y acompañantes, el sábado 2 de junio se llevó a cabo el encuentro anual de niños de la Congregación Evangélica Alemana en Buenos Aires (CEABA). Hubo participación de varias parroquias y se realizó un programa muy variado, que incluyó devocional, talleres bíblicos, juegos y dinámicas participativas, entre otras. Tanto los niños, comos los adultos coincidieron que el encuentro fue muy rico, dinámico, divertido y de mucho aprendizaje. La actividad una vez más puso en evidencia el espacio de comunión que se desarrolla entre los niños.

A pesar de que los termómetros de Buenos Aires marcaban 4 grados, desde muy temprano los diferentes grupos de niños de las parroquias de la CEABA se acercaron a la comunidad de Polvorines, para disfrutar de un día muy dinámico y con una serie de novedades para los niños y las niñas, contrastando con el día nublado y fresco. El encuentro se desarrolló entre las 10 y las 17 horas, comenzó con un devocional, un espacio de juegos y dinámicas y un bloque de canto. A la hora del mediodía, los participantes compartieron un almuerzo a la canasta. Por la tarde, se realizaron talleres bíblicos dividios en cuatro grupos por edades, luego hubo nuevos espacios para juegos y una merienda. La actividad finalizó con un momento de canto y con una oración. En la conclusión los niños indicaron que fue un día muy divertido, en el que se re encontraron con amigos y pudieron conocer niños y niñas de otros lugares. Además señalaron que habían aprendido varias cosas.

“Hemos hecho una muy buena preparación, con muchos colaboradores y además los chicos vienen con muchas ganas, porque ya se conocen de otros encuentros y del campamento que hacemos en Baradero en el mes de septiembre”, manifestó Renate Kaufmann, que viene coordinando la actividad desde hace varios años. Renate además hizo hincapié que la comunión que se percibe entre los niños es producto de un trabajo que se viene realizando desde hace varios años “al principio no entendían muy bien qué dinámicas queríamos o hacíamos, por ejemplo que había que jugar todos juntos”, indicó “eso hoy en día ya no pasa, es como que los niños vienen y ya saben que es para jugar, para escuchar la palabra de Dios, para cantar y siempre todos juntos”, dijo.

En ese mismo sentido, Willy Janecki dijo que “cada año uno ve que no hay barreras entre los chicos, hay una buena integración”, indicando que la “participación fue intensa, sin niños que se segregan y están aburridos en una esquina”. Janecki consideró además que esta actividad promueve una manera diferente de encarar el trabajo pastoral, por lo que a su juicio siempre es una muy buena iniciativa: “es algo que construye y que va congregando personas que en los trabajos tradicionales no siempre encuentran su espacio”, precisóLa próxima actividad similar que la CEABA está planificando es el Campamento de niños, que se realizará los días 15 y 16 de septiembre en el Hogar Germán Frers de Baredero.