Se realizó la última asamblea de ISEDET y sólo resta esperar la baja de la personería jurídica

 

Durante la última oración al cierre de la Asamblea de liquidación del ISEDET. Foto: Eugenio Albrecht

BUENOS AIRES /Argentina | IERPcomunica – El Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos (ISEDET) entró en el último proceso para extinguirse definitivamente como institución. El proceso se desarrolló a través de su última asamblea, que convocó este sábado 28 de julio de 2018 a las iglesias miembros para escuchar el informe de la comisión liquidadora y el análisis de los balances, liquidación de pasivos y revisores de cuentas. Esto habilitó el pedido del cierre de su personería jurídica y con ello, la baja definitiva de la institución. Durante la reunión, la comisión liquidadora dijo que las tareas fueron realizadas de manera prolija y que ahora los últimos trámites de cancelación están en manos de una escribanía. De ese modo, finaliza una etapa de varias décadas de liderazgo y calidad académica en el Río de la Plata. Hubo momentos de profunda reflexión, oración y palabras de aliento para fortalecer un nuevo proyecto de formación teológica, contemplando el espacio edilicio que albergara el ex ISEDET. La asamblea finalizó con una oración y un profundo silencio, seguido de un canto comunitario, a través del cual los últimos testigos de la institución que se cierra entonaron entre lágrimas: “enviado soy de Dios, mi mano lista está, a construir con Él un mundo fraternal, los ángeles no son enviados a cambiar, un mundo de dolor por un mundo de paz, me ha tocado a mi hacerlo realidad, ayúdame Señor, hacer tu voluntad”.

“Siervos inútiles somos, porque hemos hecho nada más que aquello que se nos ha pedido”, fue la frase que utilizó el Pastor Juan Pedro Schaad, liquidador del ISEDET, para iniciar la última asamblea antes de la baja de la personería jurídica. Acto seguido, aclaró que la frase es parte de un mensaje de texto que recibió días pasados, en el que además se le señalaba que la misma sea mencionada una vez finalizada la reunión. Sin embargo, Schaad indicó que han sido tres años de bastante trabajo, desde la decisión de las iglesias de entrar en un proceso de cierre. Luego se preguntó por aquella frase de Jesús, citada por el mensaje “¿Cómo puede ser que después de trabajar tanto, Jesús haya dicho que los trabajadores eran siervos inútiles?”, cuestionó y se volvió a preguntar si realmente era así “¿No podría ser que esto de in-útil tiene otro sentido? Entonces, tomando una botella de agua, indicó que la misma tiene la utilidad para calmar la sed, así como una lapicera sirve para escribir y el trabajador que trabaja todo el día, lo hace para cobrar el sueldo. “Yo hoy le he dado varios abrazos a unos cuantos y se podría decir que eso no tiene ningún valor, porque no se puede cuantificar”, continúo y dijo que por eso “yo siento el honor de ser inútil, porque no pueden poner precio”. El Pastor Schaad consideró además que en esta etapa que viven las iglesias, es bueno releer ese versículo, “no para pensar que uno no sirve para nada, sino para asumir la actitud de que no se puede poner precio a lo que hicimos”. Finalmente, respecto de la tarea de la comisión liquidadora de ISEDET evalúo, que no sólo hicieron la tarea que se le solicitó, sino que “hemos sentido la presencia del espíritu de Dios, que nos ayudó y todas las veces que nos hemos reunido hemos reflexionado y le hemos pedido ayuda”.

Entre los diálogos, una y otra vez se repitió que es tarea de las iglesias continuar con la educación teológica en el Río de la Plata, marcando siempre el carácter ecuménico de la misma, tal como fuera el ISEDET. Se conversó sobre el espacio edilicio, remarcando que el nuevo proyecto de formación teológica pueda contar con ese aporte, o bien usufructuar del mismo para poder desarrollarse. En ese mismo sentido, la asamblea acordó que las placas históricas que pertenecieron a ISEDET vayan para el nuevo proyecto, marcando hito y siendo así la continuidad de la educación teológica en el Río de la Plata. Entre tanto, la Comisión liquidadora hará una propuesta a las iglesias sobre el destino y la forma de administrar lo referido a los papeles legales, como títulos y legajos de los alumnos. La biblioteca ha sido entregada en custodia a las iglesias Evangélica del Río de la Plata, Evangélica Luterana Unida, Evangélica Valdense del Río de la Plata y Evangélica Metodista Argentina.

La asamblea se realizó con la presencia de unas 25 personas, entre los delegados y delegadas de las iglesias y la comisión liquidadora. Durante su desarrollo, fue explicado el proceso de cierre, así como toda la liquidación de los bienes y las transferencias de propiedades que se hicieron en los casos que fue necesario. De ese modo, el proceso finalizó de modo ordenado, con las cuentas en cero y con todos papeles al día, tal como lo exige la ley cuando se solicita la baja de una institución.