“Signos visibles de una gracia invisible”: exposición de Pedro Kalmbach en el Sínodo

 

ponencia-pedro

BUENOS AIRES / Argentina | IERPcomunica – A través de una ponencia que el Pastor y docente Pedro Kalmbach denominó “signos visibles de una gracia invisible” el autor desarrolló una parte de la temática del Sínodo de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) que se realizó en Felicia, Argentina, entre los días 6 y 9 de octubre de 2016.

“Vivimos en un mundo en el cual se impone a las personas una cruel coacción a la justificación. Esta justificación no se refiere a la necesidad de hacerse responsable de las afirmaciones, actitudes, gestos; lo cual es indispensable para cualquier convivencia humana. La coacción a la justificación es otra cosa. Sucede donde la persona es forzada a justificar, no algo, sino a sí misma, su existencia, su razón de ser. Donde debe ser demostrado el derecho a vivir, donde cada persona debe luchar por un lugar en la sociedad”, desarrolló Kalmbach al trabajar la justificación como una exigencia, idea que a su vez toma de Gottfried Brakemeier.

Luego de hacer un análisis sobre las formas que adquiere la justificación en la sociedad actual, el docente realizó una novedosa mirada hacia lo que consideró son los signos visibles de la gracia, expresando que cuando Jesús ya no estaba más entre los suyos, Él no los había dejado abandonados, sino que les dio dos promesas y mandatos, a través del Bautismo y la Santa Cenamodos concretos de vivir la gracia de Dios.

En lo que respecta a las consecuencias prácticas de esta temática, Pedro Kalmbach señaló los aspectos inclusivos, de comunión y de reconciliación, preguntándose, entre otras cosas, cómo podría expresarse gestual y simbólicamente estos aspectos entre los seres humanos, al tiempo que retomó el antiguo gesto de la paz, a través de cual Cristo da la paz e invita a hacer lo mismo. De la misma manera, Kalmbach consideró que todo esto se manifiesta dentro de la liturgia y que debe ser tenido en cuenta en la tarea catequética de la Iglesia.

En lo que hace a los desafíos actuales, a través de su ponencia, Kalmbach analiza el modo que las personas se apropian y viven estas ideas para sus vidas. Para finalizar se pregunta: “¿Cómo se declina el Bautismo y la Santa Cena en el testimonio que damos como iglesia y como personas cristianas en la sociedad, en la docencia, en el oficio, en el compromiso social, etc.?”, echando claridad que el sentido de haber recibido la gracia es ir a contrapelo de la sociedad, que justifica y dignifica a partir de los méritos.

 

Leer el texto completo o descargar en formato PDF