«Tu palabra es luz en mi camino» afirmaron las mujeres paraguayas en el retiro nacional

 

Participantes del Retiro Nacional de Mujeres en Paraguay.

KATUETE / Paraguay | IERPcomunica – Con el tema «Tu palabra es luz en mi camino» del Salmo 119, 105, entre los días 13, 14 y 15 de septiembre, mas de 240 personas participaron del Retiro Nacional de Mujeres del Distrito Paraguay de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP). El encuentro sirvió para celebrar los 30 años de la actividad, recordando la primera edición realizada en Santa Rosa del Monday. Hubo reflexión en grupos, espacio para compartir la cultura local y momentos para dialogar y buscar fortaleza en Dios, a la luz de la experiencia de las demás mujeres.

Con un clima muy agradable, en lo que refiere a la temperatura, pero también en el ambiente humano, las mujeres de las comunidades IERPinas de todo el Paraguay celebraron un encuentro que para muchas constituye el único espacio para salir de sus casas y colonias, por lo que esperan la oportunidad de encontrarse con muchas ansias. El trabajo de este año fue en torno al lema «lámpara es a mis pies tu palabra». Hubo posibilidad de reflexionar en grupos, para pensar entre otras cosas, desde cuándo cada una está en contacto con la palabra de Dios y cuánto tiempo se dedica para reflexionar sobre la ella.

«Los resultados que pudimos sacar en ese autoanalisis, está en decir que uno puede decir que puede tomarse el tiempo para escuchar a Dios y hablar con Él todos los días», reflexionó  Iris Andrea Reckziegel Becker, señalando por otra parte que «es muy bonito escuchar testimonios de personas que buscar refugio y fortaleza en la palabra de Dios», continuó y finalizó: «Como conclusión podemos decir que cuando tenemos la palabra de Dios en nuestras vidas, la palabra es luz y cuando eso sucede, Dios nos tiene de la mano, ayudándonos a caminar en esa luz, con seguridad y con fortaleza, a pesar de las adversidades».

«La iglesia puede ser luz en el lugar donde vivimos, aconsejando en momentos de dificultad, en momentos de dolor y necesidad, que son los momentos donde nosotros nos volvemos débiles y necesitamos de una luz para sujetarnos», expresó Anna Michaela Tank al reflexionar sobre la temática trabajada, mientras que Lili Luane Löffler de la comunidad de Capitan Meza sintetizó «si tratamos de vivir conforme a la voluntad de Dios, con ejemplo de sencillez y solidaridad entre los amigos y vecinos, entonces somos luz». Además de la temática central, hubo celebraciones, charlas y momentos de festejo que tuvo la participación de todas las congregaciones, destacándose el momento cultural, lo que tuvo un valor sobresaliente, porque permitió relucir dones y disfrutar de un buen momento de esparcimiento. El encuentro finalizó con el culto de cierre, celebrado en un marco festivo y de gratitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *