Viernes 13 de marzo

 

De lejos vio una higuera que tenía hojas, y se acercó a ver si también tendría fruto, pero no encontró más que las hojas, porque no era tiempo de higos.

Marcos 11,13

Con hambre y con la esperanza de encontrar algo para comer Jesús se acerca a la higuera. Pero como no encuentra ninguna fruta se enoja y la maldice.

„Mehr Schein als Sein“ es un dicho alemán que podría ser un título de este texto. “Mas apariencia que realidad.” Jesús está comprobando que las apariencias a veces engañan. El hecho que una higuera tenga hojas es signo de que también tiene algún tipo de frutas. Por lo menos unas pre-frutas, no tan ricas pero comestibles, que son necesarias para después tener higos.

Nos encontramos con un Jesús que tiene necesidades y sentimientos muy humanos: está con hambre, desilusionado y con rabia. Me imagino que todos conocemos la situación de volver a casa con hambre y encontrar la heladera vacía. Un lugar donde uno espera conseguir algo para comer como Jesús lo espera en la higuera.

En situaciones cuando estamos con hambre de alguna forma, dependientes y necesitados ver que la apariencia nos engañó es lo peor. Cuando uno está enfermo necesita a un medico competente que le pueda sanar. Cuando uno perdió a un familiar necesita a buenos amigos que le consuelan.

Cosas o personas que aparentan algo que no son eso es lo que Jesús maldice. Lo que él quiere es que el interior y el exterior coincidan, que nosotros como seres humanos seamos auténticos y que nos mostremos uno al otro sin mascaras.

Annika Wilinski

Marcos 11,12-19