¡Allá vamos!

Allá vamos…

Cantando, alegres, testigos de una noticia que transforma el mundo, las personas y también las iglesias.

Allá vamos…

A San Antonio, dicen que es una aldea, a partir del miércoles será donde el Espíritu Santo esté actuando, aconsejando, defendiendo, consolando… seguramente lo hizo y lo hará en muchas otras partes pero para la Iglesia Evangélica del Río de la Plata, desde el miércoles hasta el domingo, el centro de la acción del Espíritu es esa pequeña aldea…

Allá vamos…

Cantando y orando para que nuestro testimonio como iglesia sea eficaz y llegue a todos y todas… para que nuestras iglesias abran sus puertas a la realidad que nos rodea y ofrezca un lugar de encuentro, paz, luz y consuelo.

Allá vamos…

Con nuestros números a cuestas, carga pesada si la hay. Desde la humilde aldea se escucha una voz que nos dice: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar. Acepten el yugo que les pongo, y aprendan de mí, que soy paciente y de corazón humilde; así encontrarán descanso. Porque el yugo que les pongo y la carga que les doy a llevar son ligeros”  San Mateo 11,28–30. ¿La escuchamos?

Allá vamos…

Allá nos encontramos…

Alabado sea Dios.

Carlos A. Duarte

Pastor presidente



this is default footer data