“Debemos comenzar a cambiar estereotipos”: declaración del Distrito Sur en apoyo a la marcha #NiUnaMenos

 

niunamenosdeclaracionsur

MAR DEL PLATA / Argentina | IERPcomunica –  A través de una declaración pública firmada por el Pastor Distrital Leonardo Schinder, la Presidente Distrital María Esther Norval y la Delegada en la Comisión de Mujeres, Linda Benac, el Distrito Sur de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) manifestó su apoyo a la convocatoria del miércoles 19 de octubre en favor de la vida de todas las mujeres.

“Como sociedad debemos comenzar a cambiar estereotipos, costumbres, lenguaje que son insultantes, perniciosos, injustos, inhumanos, que fomentan la violencia y, al mismo tiempo, no podemos dejar de decir y demandar con voz cada vez más fuerte: ¡ni una menos!”, dice textualmente la comunicación.

Por otra parte, las autoridades distritales de la región en la que se produjo uno de los hechos de violencia de género que tuvo un fuerte impacto en la sociedad, cuando la semana pasada se conoció la noticia de la violación y el empalamiento de la joven Lucía Perez de 16 años, exigieron a las autoridades medidas concretas para que los femicidios no continúen arrebatando vidas: “Es por ello que adherimos a esta convocatoria que distintos sectores y agrupaciones han realizado para el día de mañana a fin de reclamar en contra de toda violencia que atenta contra la vida de las mujeres”.

“Asimismo, convocamos a nuestras comunidades del Distrito Sur a seguir reflexionando, orando y obrando en favor de una sociedad más justa y respetuosa de la vida, donde varones y mujeres tengamos igualdad de derechos y oportunidades; una sociedad donde se condene con justicia la violencia y la discriminación de género”, puntualizaron.

Cabe señalar que El Pastor Presidente de la IERP, Pastor Carlos Duarte, en el mes de junio había suscrito a la convocatoria realizada por el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), que a su vez se sumó a la que habían realizado varios grupos de Derechos Humanos y movimientos feministas a manifestarse en contra de la violencia sobre las mujeres. La actividad se realizó por segundo año consecutivo en la Argentina y este año será bajo el lema  “Porque vivas nos queremos, volvemos a marchar: #Ni una menos”, consigna que hace referencia a la necesidad de poner un freno los femicidios que vienen dándose en la región y que viene en aumento todos los años.