La Comunidad de Oberá festejó los 50 años de su templo

 

El Presidente local Javier Glass comparte anuncios con algunos de los presentes en el almuerzo. Foto: Congregación Evangélica del Río de la Plata

OBERA / Argentina | IERPcomunica – La Comunidad de Oberá de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) celebró el 12 de marzo los 50 años de su templo en una jornada que tuvo la participación de más de 300 personas, comenzó con un culto y continuó con un almuerzo comunitario y fiesta. Participó la Secretaria General de la IERP, pastora Sonia Skupch, que estuvo a cargo de la predicación y llevó los saludos del Pastor Presidente y la Junta Directiva.

La Comunidad de Obera, que es una de las más activas de la Congregación Evangélica del Río de la Plata – L. N. Alem,  celebró este domingo los 50 años de la fundación de su templo,  cuya fecha exacta fue el 4 de abril de 2015; sin embargo, debido a que se habían demorado algunas mejoras edilicias, el festejo tuvo que atrasarse. Sin embargo, tal como coincidieron los participantes, “la espera valió la pena” y aunque se festejó de manera sencilla, el día compartido fue ameno e importante para todos. La organización estuvo a cargo de la Comisión Local y los trabajos se dividieron entre los diferentes grupos que forman parte de la Iglesia.

Durante el culto se descubrió una placa homenaje, acto que fue encabezado por el Presidente de la Comisión local Javier Glass, la Pastora Sonia Skupch y los señores Ewaldo y Carlos Ruff, hijos de Guillermo Ruff, que había donado el terreno sobre el cual está edificado la Iglesia y en cuya casa la comunidad celebró los primeros cultos. “Sin lugar a dudas el cumplimiento de los 50 años es un día distinto, un día para celebrar, pero también es un tiempo para detenernos y mirar nuestro caminar cotidiano, ver dónde estamos parados y sumar fuerzas para seguir caminando”, dijo la Pastora Sonia Skupch en su predicación, que a su vez se tomó un tiempo para mencionar todos los motivos por los cuales dar gracias por todo lo que significa la Comunidad y por todo lo que Dios ha hecho a través de ella. Finalmente, entre otras cosas, la Secretaria General de la IERP llamó a la comunidad a no olvidar que “son parte del pueblo de Dios” y en ese sentido deben dirigir su trabajo y ver la vida.

Cabe señalar que un momento muy importante del culto se dio cuando el pastor local Eugenio Albrecht invitó a las lectoras de la Congregación Patricia Roggensack y Wirlene Schmechel para que hagan la institución de la Santa Cena. Ambas laicas tienen autorización de la Junta Directiva para administrar los Sacramentos y vienen realizando un intenso trabajo dentro de la Iglesia, tanto en la realización de cultos, como también en lo que respecta a la coordinación de otras tareas y actividades de liderazgo en las comunidades. Por otra parte, entre otras actividades, durante la fiesta fue presentada una maqueta de la Iglesia que impresionó a los presentes por su exactitud y por la calidad del trabajo. La obra de arte fue realizada por un artista local y encargada por el grupo de mujeres.