Martes 20 de julio

Los soldados tuvieron que llevar a Pablo a cuestas, debido a la violencia de la gente; porque todos iban detrás, gritando: “¡Muera!”

Hechos 21,35-36

Pablo, al igual que Jesús, sabía lo que lo esperaba como parte de su camino misionero: persecución, condena, odio, violencia.

Tanto en el tiempo de Jesús, como en el de Pablo, y también en nuestro tiempo, el mensaje del Evangelio resulta incómodo para el orden establecido. Porque es un llamado a la transformación. Es un llamado a invertir la escala de valores vigente, a cuestionar aquello que se viene haciendo, a modificar los vínculos, las jerarquías políticas y sociales.

El Evangelio no es un bonito mensaje de autoayuda, no busca el bienestar individual. Es un mensaje que moviliza, que interpela.

Pienso en tantos mensajes hoy en día que predican el bienestar individual, “la paz interior”, como bienes supremos. Tantos falsos profetas prometiendo prosperidad a cambio de unas monedas.

El Evangelio nada tiene que ver con eso.

El Evangelio es proclamación de un nuevo Reino, de un orden nuevo para las cosas; es denuncia de aquello que está corrompido. Por eso conmueve, mueve con, mueve hacia.

Aquellos/as que hemos recibido este mensaje, como Pablo, somos transformados. Y ya no podemos quedar quietos frente a las injusticias, frente al dolor de la gente. Y cuando nos movemos, movilizamos. Por eso debemos saber que podemos incomodar, y algunos pueden desearnos el mal.

Así y todo, aun cuando le deseaban el mal, Pablo pidió permiso para hablar con la gente. Quería contarles qué lo había transformado. Predicar, convertir.

Que podamos decir con alegría: Por ti, mi Dios, cantando voy la alegría de ser tu testigo, Señor… Es fuego tu palabra que mi boca quemó; mis labios ya son llamas y ceniza mi voz. Da miedo proclamarla, más te oigo decir: ‘No temas, contigo estoy’. (Canto y Fe Nº 275)

Deborah Verónica Cirigliano Heffel Hechos 21,27-40

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *