Mural en homenaje a Marlene Kegler Krug, catequista desaparecida durante la dictadura argentina

Mural a través del cual la Universidad Nacional de La Plata homenajea a Marlene Kegler Krug, catequista de la IERP e integrante del grupo de jóvenes, desaparecida en 1977 en manos de la dictadura argentina. Foto: UNLP

LA PLATA | IERPcomunica – La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) rendirá un homenaje a través de un mural, a la estudiante Marlene Kegler Krug; detenida, torturada y desaparecida por la dictadura argentina. La joven era oriunda de Hohenau Paraugay, donde era parte del grupo de jóvenes y catequista de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP). Se había trasladado a la Argentina para estudiar obstetricia y fue desaparecida en 1977 con el resto de los estudiantes de la “Noche de los lápices”.

El Pastor Arturo Blatezky, que fue vicario en Hohenau en 1971, momento en que Marlene era miembro del grupo de jóvenes y catequista, señaló que “por cuestiones ajenas a su voluntad no le fue permitido estudiar teología, como era su deseo, por lo cual vino a la Universidad de La Plata a estudiar medicina para ser médica misionera, tratando de seguir el enorme ejemplo de Albert Schweitzer”. El propio Blatezky dijo también que Marlene “fue desaparecida” con el resto de los estudiantes de la “Noche de los Lápices”, ya que junto con ellos trabajaba en educación popular en los barrios más pobres de La Plata.

Al recordarla en el contexto de la inauguración del mural, su prima la Pastora Karin Krug señaló que en su momento se había juntado muchas fotografías y materiales sobre su vida, que estaban guardadas en la sede de la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF); sin embargo, en ocasión de un robo, desapareció todo su expediente, por lo que a partir de entonces casi no hay fotos de Marlene: “a veces me gustaría que hubiera una foto de ella, como para poder cambiarla en la computadora, por ejemplo”, señalando que esto le permitiría darle una edad a su prima desparecida. Sobre su vida, Krug reflexionó todavía: “tal vez sería hoy una buena médica, una amiga de las mujeres pobres en este país, pero todo fue destruido y no hay imagen de ella desde su última vez”, indicó y finalizó: “sólo está la imagen que ha sobrevivido en nosotros y la imagen que Dios saca de ella en su corazón”.

Otro de los aspectos que también indicó el ex Coordinador el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) sobre el tiempo en que Marlene estudiaba en La Plata fue que a pesar de no necesitar, Marlene había tomado la decisión de “ganarse conscientemente su sustento como sirvienta.. en solidaridad con las inmigrantes paraguayas pobres de La Plata”. Su desaparición se produjo en el contexto de lucha por el boleto escolar y estudiantil gratuito.