CLAI – Carta al Presidente de EEUU por Siria

SiriaQuito/Ecuador, 02 de Septiembre de 2013

Ron. Barack Obama

Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica La Casa Blanca -Washington,  OC.

A/C Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica en Quito-Ecuador

Honorable Presidente:

Hemos visto con honda preocupación el recrudecimiento del conflicto civil armado en la República Árabe Siria, que ya ha causado decenas de miles de muertos, innumerables heridos, destrozado comunidades enteras y lacerado gravemente la paz y la concordia entre las diversas comunidades religiosas de ese hermano país.

A esa situación lamentable y trágica se añade la ominosa posibilidad de una intervención militar por parte de los Estados Unidos, con el apoyo de unos pocos países, entre ellos Francia. Se aduce, como razón para esa posible intromisión militar, el alegado uso, por parte del gobierno sirio, de letales armas químicas contra las fuerzas rebeldes, en supuesta violación de tratados internacionales que proscriben el uso de tales armamentos.

Nos oponemos a tal acción militar estadounidense por diversas razones:

1.            Diversos analistas acreditados han puesto en duda las aseveraciones del gobierno de los Estados Unidos que dan por seguro, fuera de toda duda, el alegado uso militar de armas químicas por el gobierno sirio. No olvidemos que a inicios de 2003 el gobierno de Estados Unidos aseguró la existencia en Irak de “arsenales de armas de destrucción masiva”, arsenales que tras la invasión de Irak se descubrieron como inexistentes. El trágico resultado fue centenares de miles de vidas destrozadas y la incitación a violentos conflictos entie las distintas comunidades religiosas y étnicas de ese país, que hasta el día de hoy ensangrientan múltiples aldeas y ciudades iraquíes.

2.            La violencia engendra mayor violencia. Lo menos que necesita la triste situación actual de Siria es mayor violencia . Son incalculables los terribles daños  que  puede  ocasionar  un  ataque  estadounidense  a  Siria.  De  las entidades internacionales deben surgir esfuerzos que conduzcan al dialogo, la armonía y la paz, no estímulos al incremento de la violencia.

3.            La gran mayoría de la comunidad internacional, incluyendo los países de nuestra América Latina, no respalda tal acción militar. Llevarla a cabo sería una grave violación del derecho internacional . Ayudaría a socavar aún más las ya frágiles instituciones de diálogo y colaboración mundial. Constituiría una grave agresión a un país atribulado por hondos sufrimientos y desgarrado por la violencia bélica. Sería además un menosprecio a las más nobles normas de convivencia internacional.

El Consejo Latinoamericano de Iglesias – CLAI – un organismo ecuménico que reúne 167 iglesias evangélicas en 20 países de la región latinoamericana-  se une al vigoroso reclamo de paz que el sumo pontífice de nuestra hermana Iglesia Católica, SS Francisco, ha hecho al exclamar “¡Nunca más la guerra • y a su reclamo de negociaciones y diálogo como los únicos medios para resolver el conflicto en Siria.

Acogemos también la sugerencia del papa Francisco de dedicar el próximo domingo ,

X de septiembre,  a jornadas  de oración  mundial por la paz en Siria.

¡Nunca más la guerra!

Por el Consejo Latinoamericano de Iglesias,

Rvdo. Felipe Adolf

Presidente del Consejo Latinoamericano CLAI

Rvdo. Nilton Giese

Secretario General del CLAI