Taller sobre la Reforma en la Congregación Cristo Vive

 

cristo vive

Tres Arroyos/Argentina ( IERPcomunicación) Con una participación de casi 40 personas, los días 9 y 10 de abril, se llevó a cabo en la Congregación “Cristo Vive” de la Iglesia Reformada Argentina un encuentro para trabajar temáticas referidas a los 500 años de la Reforma Protestante. Ocurrió en el marco del tradicional Encuentro Congregacional que se esa comunidad realiza anualmente. La actividad fue acompañada por la Comisión de Evangelización y Renovación Espiritual (CREE) de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) y se desarrolló en la Colonia Municipal de Vacaciones de Claromecó. Participaron personas de diferentes edades, lo cual favoreció para un buen marco de diálogo e intercambio. Sandra Faber, integrante de esa Comunidad señaló sobre la actividad: “nos imbuimos del espíritu de los reformadores y conocimos o refrescamos parte de la historia. Analizamos en grupos, vida y obra de Pedro Valdo, Juan Huss, Juan Calvino, Martín Lutero y Dietrich Bonhoffer y a través de dramatizaciones, expresiones gráficas o mapas conceptuales, plasmamos las conclusiones”.

La actividad también sirvió para repasar la historia de las congregaciones y para que los participantes se dieran cuenta de lo poco que se conoce y valora el pasado. Al momento de analizar el modo como la propia historia sirve para mirar la misión, la evangelización y la realidad actual, Faber sintetizó que “nos cuestionamos algunas cosas y consideramos que estamos en movimiento, a veces damos pasos lentos y otras veces, más veloces. Quizás nos falta tratar en profundidad, los grandes temas de la actualidad: aborto, homosexualidad, violencia de género, etc”, dijo.

Al realizar un resumen del encuentro los participantes coincidieron en decir: “aprendimos mucho, desempolvamos saberes , revalorizamos la lucha de quienes nos precedieron y confraternizamos durante un fin de semana”. Finalmente todavía señalaron: “Agradecemos al grupo de jóvenes por su participación activa y la organización de la noche social, a quienes donaron elementos necesarios para la subsistencia del grupo, a los que cocinaron, hicieron compras y se preocuparon para que no falte nada. Fundamentalmente, a nuestro Padre amoroso que nos protegió y permitió que todo salga bien”. De mismo modo también manifestaron su gratitud para los integrantes de la CREE y quienes acompañaron en la preparación del taller.